ENTRE DOS PLUGES


És un espai platejat entre dues pluges,
l'amanyac de la tempesta ha donat al dia
una hora de vent calmat i estripat gris.
El món està exhaust de color; la llum perdura.
més enllà de la riba corba, reclama una gavina;
Incessant, al mur de la badia.
Amb flaix d'escuts i vaporosa brisa
Cauen els extensos mars, les guerres de marea grisa i declina.

És un espai platejat entre dues pluges:
Un humor massa dolç per les llàgrimes,
             per a una alegria massa atrotinada.
Quina força ens ha arrasat o acostat, a tu i a mi?
A aquesta hora, una clara boira hi ha a les planes,
I de nou a la mar amb lleugera vela
La nostra carregada nau de somnis sota el cel.

"Entre dos pluges", de Nora May French
a Poems, 2016 - descontexto.blogspot.com

Entre dos lluvias”, de Nora May French

Es un espacio plateado entre dos lluvias,
El arrullo de la tormenta ha dado al día
Una hora de viento calmo y desgarrado gris.
El mundo está exhausto de color; la luz perdura.
Más allá de la orilla curva, reclama una gaviota;
Incesante, en el murallón de la bahía.
Con destello de escudos y vaporosa brisa
Caen los extensos mares, las guerras de marea gris y declina.

Es un espacio plateado entre dos lluvias:
Un humor demasiado dulce para lágrimas,
            para una alegría demasiado ajada.
¿Qué fuerza nos ha arrasado o acercado, a ti y a mí?
A esta hora, una clara niebla hay en las llanuras,
Y de nuevo al mar con ligera vela
Nuestra cargada nave de sueños bajo el cielo.


en Poems, 2016
Traducción: Carlos Almonte

DIBUIX

He fet un dibuix
a la sorra de la platja.
Ben poc que ha durat,
una onada se l'ha endut
envoltat d'escuma blanca.
L'art, com la vida
és un instant fugisser.

APARENÇA



    L'espectre dels colors canvia 
    ara que el paisatge comença
 a tenyir-se
    d'irisació tardorenca,
 un poc més tard
    diria jo, que l'any anterior.
 
    Vergonyosos, com si no volessin
 cridar
    massa l'atenció, 
degraden els primers grocs
    i algun que altre taronja 
    enmig de verds aigualits
 a punt d'ocrejar.
    La monotonia del paisatge desapareix,
    potser perquè
 l'arribada de l'hivern    
    no ens resulti tan tristoia, i el bosc, 
    s'engalana com una dama
 
    ja entrada en anys que
 tapa
    amb coloraines 
les seva decadència
    i arrugues acumulades,
    que amaga sota un somriure afable,
    i ens dona una aparença visualment
. . . . . bonica,
. . . . . . . . . . .atractiva
. . . . . . . . . . . . . i relativament...

               ... perdurable.

                                   

                                        Un poema de Karl H. Wolfovitz.


IMPUNEMENT


Més enllà de l'ampit
de la meva finestra 
la tarda s'encalma,
fora tot m'és hostil.
Hi ha dies en que l'exterior
fora del recer de casa,
envaeix impunement
el meu territori íntim.

POTSER

Potser el silenci
per descobrir nous ritmes
Potser la música
per fer molt més intensos
els ritmes del silenci.


Miquel Martí i Pol

RESTAR CALLAT


      Jo puc restar callat,
       el temps que faci falta,
       potser millor així
       ja en saps de les paraules
       que hauria d'haver dit
       tot i que no ho he fet,
       puig crec no fa pas falta.

      Es dona per entès

       el sentit del missatge
       que tu ja has captat
       i en el que estàs d'acord.
      Jo puc restar callat
      el temps que faci falta,
      potser és millor així
      no ens calen les paraules.

LA FRANCESA


...Mientras aquel prestigioso río arrastraba un sol moribundo
Y sobre sus mejillas rodaban lágrimas aparentemente gratuitas.
No me quiero morir, susurraba mientras se corría
En la perspicaz oscuridad del dormitorio,
Y yo no sabía qué decir,
En verdad no sabía qué decir,
Salvo acariciada y sostenerla mientras se movía
Arriba y abajo como la vida,
Arriba y abajo como las poetas de Francia
Inocentes y castigadas...


Una mujer inteligente.
Una mujer hermosa.
Conocía todas las variantes, todas las posibilidades.
Lectora de los aforismos de Duchamp y de los relatos de Defoe.
En general con un auto control envidiable,
Salvo cuando se deprimía y se emborrachaba,
Algo que podía durar dos o tres días,
Una sucesión de burdeos y valiums
Que te ponía la carne de gallina.
Entonces solía contarte las historias que le sucedieron
Entre los 15 y los 18.
Una película de sexo y de terror,
Cuerpos desnudos y negocios en los límites de la ley,
Una actriz vocacional y al mismo tiempo una chica con extraños rasgos de avaricia.
La conocí cuando acababa de cumplir los 25,
En una época tranquila.
Supongo que tenía miedo de la vejez y de la muerte.
La vejez para ella eran los treinta años,
La Guerra de los Treinta Años,
Los treinta años de Cristo cuando empezó a predicar,
Una edad como cualquier otra, le decía mientras cenábamos
A la luz de las velas
Contemplando el discurrir del río más literario del planeta.
Pero para nosotros el prestigio estaba en otra parte,
En las bandas poseídas por la lentitud, en los gestos
Exquisitamente lentos
Del desarreglo nervioso,
En las camas oscuras,
En la multiplicación geométrica de las vitrinas vacías
Y en el hoyo de la realidad,
Nuestro absoluto,
Nuestro Voltaire,
Nuestra filosofía de dormitorio y tocador.
Como decía, una muchacha inteligente,
Con esa rara virtud previsora
(Rara para nosotros, latinoamericanos)
Que es tan común en su patria,
En donde hasta los asesinos tienen una cartilla de ahorros
y ella no iba a ser menos,
Una cartilla de ahorros y una foto de Tristán Cabral,
La nostalgia de lo no vivido,
Mientras aquel prestigioso río arrastraba un sol moribundo
Y sobre sus mejillas rodaban lágrimas aparentemente gratuitas.
No me quiero morir, susurraba mientras se corría
En la perspicaz oscuridad del dormitorio,
Y yo no sabía qué decir,
En verdad no sabía qué decir,
Salvo acariciada y sostenerla mientras se movía
Arriba y abajo como la vida,
Arriba y abajo como las poetas de Francia
Inocentes y castigadas,
Hasta que volvía al planeta Tierra
Y de sus labios brotaban
Pasajes de su adolescencia que de improviso llenaban nuestra habitación Con duplicados que lloraban en las escaleras automáticas del metro,
Con duplicados que hacían el amor con dos tipos a la vez
Mientras afuera caía la lluvia
Sobre las bolsas de basura y sobre las pistolas abandonadas
En las bolsas de basura,
La lluvia que todo lo lava
Menos la memoria y la razón.
Vestidos, chaquetas de cuero, botas italianas, lencería para volverse loco,
Para volverla loca,
Aparecían y desaparecían en nuestra habitación fosforescente y pulsátil,
Y trazos rápidos de otras aventuras menos íntimas
Fulguraban en sus ojos heridos como luciérnagas.
Un amor que no iba a durar mucho
Pero que a la postre resultaría inolvidable.
Eso dijo,
Sentada junto a la ventana,
Su rostro suspendido en el tiempo,
Sus labios: los labios de una estatua.
Un amor inolvidable
Bajo la lluvia,
Bajo ese cielo erizado de antenas en donde convivían
Los artesonados del Siglo XVII
Con las cagadas de palomas del Siglo XX.
Y en medio
Toda la inextinguible capacidad de provocar dolor,
Invicta a través de los años,
Invicta a través de los amores Inolvidables.
Eso dijo, sí.
Un amor inolvidable
Y breve,
¿Como un huracán?,
No, un amor breve como el suspiro de una cabeza guillotinada,
La cabeza de un rey o un conde bretón,
Breve como la belleza,
La belleza absoluta,
La que contiene toda la grandeza y la miseria del mundo
Y que sólo es visible para quienes aman.


Tomado de «Los Perros Románticos»
Roberto Bolaño

SI ANESSIS LLUNY


       Si anessis lluny
       tan lluny que no et sabés
       tampoc ningú sabria el meu destí,
       cap altre llavi no em tindría pres
       però amb ton nom faría el meu camí.

       Un ram de noies no em fora conhort
       ni la cançó sota el dring de la copa,
       vaixells de guerra vinguessin al Port
       prou hi aniría, mariner de popa

       Si jo possava la bandera al pal
       i era molt alta, t'hi veuría a dalt.

                                 
                                            Joan Salvat Papasseit

CALA BLANCA


     Hi ha una cala blanca
      ajaguda a la sorra
      vols anar-hi a nedar?
      deixarem que el sol ens acaroni
      i jugarem a jocs prohibits, 
      o a cuit i amagar.
      Podríem enfonsar-nos
      dins l’aigua transparent
      o en la blanca arena
      que ens espera indolent,
      i dedicar-nos a contemplar
      les ones que li llença la mar,
      o veure a les gavines passar.
      Juguem a cuit i amagar?
      jo m’amagaré dins teu
      i tu et deixaràs estimar.

.

QUI ES QUEDA A CASA


Qui es queda a casa, quan comença la lluita 
i deixa que altres es barallin per la seva causa 
haurà anar amb compte: doncs
Qui no ha compartit la lluita
compartirà la derrota.
No només la lluita evitarà 
qui la lluita vulgui evitar: car
estarà lluitant per la causa de l'enemic
Qui per la seva pròpia causa no hagi lluitat.


 Bertolt Brecht